Desconocidos se llevaron la tapa de un desagüe y un hombre no vidente terminó cayendo dentro del pozo.

El episodio sucedió en las calles Quintana y Ex Combatientes de Malvinas, por donde iba caminando el damnificado. En esa esquina faltaba la cubierta de una boca de tormenta y a raíz de ello sufrió un accidente que pudo haber sido mucho peor.

Desde ese mismo lugar grabó un video para contar la situación y así concientizar a la población. “Solo me ensucié porque el agua está podrida. Podría levantarme e irme a mi casa, pegarme un baño y hacer una vida como la de todos los días, pero si lo hago seguirá todo igual”, manifestó.

Afortunadamente, el hombre no resultó con heridas graves y dejó un fuerte mensaje: “Hay gente que es pícara robando las tapas de tormentas, pero a mí y a mucha gente les joden la vida”.