Es a todo o nada. Es alegría y seguir soñando con el ascenso o es desilusión y amargura. No hay revancha después de este partido. Es dejar en la cancha hasta la última gota de aliento. Llega el cierre el torneo y Defensores está donde quería estar y donde se ganó el derecho por mérito propio. Será un mano a mano contra Yupanqui para ver quién se queda con el Clausura pero, fundamentalmente, con el boleto para jugar las finales contra Centro Español y definir en dos partidos el único ascenso a la Primera “C”. Se van a ver las caras este martes, desde las 15.30, en un estadio “12 de Octubre” que va a explotar de gente empujando a Camba hacia la victoria. En la mira de todos estará el arbitraje de Adrián Rodríguez Nuñez, de quién se espera justicia en sus fallos.

El encuentro se podrá observar por el canal de You Tube de Revista Tribuna Roja y escuchar por FM Sur en el 105.1 del dial y sus redes sociales.

El empate de hace algunas fechas atrás como local ante Muñiz fue un quiebre en Camba. Había quedado en situación límite y sin margen de error si quería seguir con el sueño hasta el final. Hubo autocrítica y una dura charla con el cuerpo técnico. Pero el compromiso fue jugarse la última carta hasta el final.

Llegaron tres victorias consecutivas, los de arriba cedieron puntos y esta última fecha lo encuentra recibiendo al único líder Yupanqui, a un solo punto de distancia.

El escenario, comparado al de hace menos de un mes atrás, no podía ser mejor. Queda dar el último salto y lógicamente no será sencillo.

Merced a una serie de resultados positivos, el Trapero llegó a la cima del torneo en la fecha anterior, en una discutida victoria en el clásico ante quién era puntero, Lugano, por 3 a 1. Está ante una situación inédita en su historia ya que nunca ascendió de categoría. Como agregado, marcha invicto en el actual Clausura.

El único resultado que le sirve al elenco de Palito Pereira es la victoria. Pero para ganar el partido deberá jugar con la misma intensidad y actitud de las fechas pasadas, siendo paciente e inteligente si el gol no llega rápido porque seguramente se encontrará con un equipo que se cerrará atrás y que jugará con el reloj en la mano.

La confianza y la esperanza están en alzas. Defensores está ante un partido que lo puede catapultar definitivamente hacia ese objetivo que se le viene negando en los últimos años. El cierre del torneo lo encuentra en alza, con el ánimo por las nubes y dispuesto a que todo termine como anhela el pueblo Rojo.