Noche de plena felicidad e histórica para la pelota a paleta de Defensores de Cambaceres. Una noche que marcará un hito para este deporte en la institución Roja que por primera vez jugará en la categoría Elite, la más alta de la Federación Metropolitana y con los mejores exponentes de este país. Supo hacerlo hace varios años atrás, cuando brillaba Pedro Defeo, pero en el torneo de Primera División. Hoy, ante un equipo como Club Social Las Heras, que defendía su ubicación de privilegio, y en su propio trinquete, la dupla de jóvenes y grandes valores de Camba alcanzó un objetivo difícil de pensar en el inicio del año. Arnau Rodríguez y Camilo Ibarra se hicieron gigantes a lo largo de la temporada, demostraron sus grandes condiciones y consiguieron un merecido y festejado ascenso que ponen al club entre los mejores exponentes del país.Jugando con entereza, con el corazón caliente pero la mente fría, estos gladiadores ganaron el encuentro decisivo, el más importante de sus carreras, y obtuvieron un logro significativo. Jugaron mejor y fueron más eficaces que Nico Gelvez y Camilo Candal.

EL PARTIDO

El encuentro resultó favorable en el primer set para los chicos de Camba. Jugaron con determinación y se impusieron 15-9. Pero el local reaccionó en el segundo set. Se jugó la chance de sostener la categoría y sacaron a relucir su temperamento para ganar 15-5. Parecía que se complicaba el partido para el Rojo igual que contra Adrogué. El trabajo de todo un año se definía en el último set. Y allí Camilo y Arnau no fallaron y se llevaron el triunfo por 10-5 y la gloria del ascenso.

Ni bien lograron el último punto, el de la victoria y el del ascenso, Arnau y Camilo se confundieron en un prolongado abrazo y desataron el festejo con los allegados de Camba que estuvieron presentes en esta inolvidable noche en Las Heras.