Desde el pasado mes de diciembre nadie ingresa al campo de juego de Defensores de Cambaceres. La idea es que mejore notablemente su condición y que luzca de otra manera cuando comience el torneo el 18 de marzo. Se aireó y se nivelo el terreno , se mejoró el riesgo y se hizo una primera siembra. Ayer llegaron 250 kilos de semilla de césped de cuatro estaciones, una de las mejores en su especialidad, para comenzar la segunda etapa del sembrado. En quince días el verde debería ser el protagonista central del reducto Rojo.

FUENTE: www.revistatribunaroja.blogspot.com