Un hombre de 62 años fue capturado en las últimas horas en  Punta Lara, luego de permanecer prófugo durante unas semanas.

Sobre él pesaba una condena reciente por haber abusado sexualmente de una menor, pero al momento de su sentencia se escapó de los tribunales y estuvo escondido hasta que fue hallado durante la jornada de ayer.

De acuerdo a lo informado por las fuentes en relación a la causa, los tormentos comenzaron cuando la víctima tenía apenas 11 años, mientras estaba al cuidado del acusado que resultaba ser su padrastro.

La chica actualmente tiene 22 años y después de esperar un larguísimo tiempo para obtener justicia, sufrió la frustración de que el sujeto huyera una vez que dictaron el veredicto en su contra.

El hombre había sido condenado a once años de prisión efectiva, por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante en su modalidad de delito continuado, agravado por ser llevado a cabo por el encargado de la guarda y aprovechando la situación de convivencia preexistente contra una menor”.

En ese preciso instante, comenzaron las tareas investigativas para dar con el paradero del chacal. Es por ello que se realizaron diferentes misiones de vigilancia encubierta en vehículos particulares.

Los detectives pudieron entonces establecer que el sujeto se atrincheraba en una vivienda ubicada en la zona de la Avenida Almirante Brown y 144. Se llevó a cabo un operativo encabezado por el personal de la comisaría Segunda en conjunto con el Grupo Táctico Operativo (GTO) en la propiedad en la que el acusado se hallaba.

Posteriormente, fue nuevamente esposado y trasladado hasta la seccional policial para continuar con las diligencias correspondientes. En ese marco, fue puesto a disposición de la Justicia en la causa en la que interviene el Tribunal Oral en lo Criminal N° 4 del Departamento Judicial de La Plata, quienes avalaron el procedimiento.