Un impactante episodio ocurrió en Punta Lara, donde un sujeto se autolesionó y amenazó a los efectivos policiales para tratar de impedir de su detención.

El hecho ocurrió en diagonal 74, cuando los agentes de seguridad interceptaron a un hombre de 39 años que se movilizaba en una motocicleta, con el fin de solicitarle la documentación del rodado.

Lejos de frenar su marcha, el sujeto aceleró y se dio a la fuga, pero lograron atraparlo a los pocos metros. Como respuesta, el implicado se tornó hostil y comenzó a arrojarle golpes de puño a los oficiales que intentaban identificarlo.

Tras ello, tomó un vidrio de la calle y se cortó sus brazos, gritando que era portador de HIV y que iba a contagiar a los uniformados si se acercaban.

Después de varios momentos de tensión y luego de un fuerte forcejeo, finalmente lograron reducirlo para trasladarlo hasta la seccional. A pesar de su accionar, el sujeto resultó ileso y su moto fue secuestrada.