Fue encontrado sin vida el cuerpo de Máximo Jesús Díaz, el adolescente, de 17 años, que se había arrojado a las aguas del Río de la Plata y desaparecido en la tarde del último sábado.

El hallazgo se dio en las últimas horas, cerca del mediodía del domingo, cuando los rescatistas desplegados en el lugar encontraron flotando el cadáver de la víctima a unos 30 metros de la zona donde había sido visto por última vez, en las inmediaciones de la Isla Santiago.

Aunque todavía se desconoce a ciencia cierta qué fue lo que sucedió, varios de sus amigos relataron a las autoridades que el chico se habría arrojado al agua pese a que no sabía nadar y en ese marco habría sido arrastrado por la corriente, viéndose imposibilitado de salir. Aunque los jóvenes habrían intentado rescatarlo, no lograron tener éxito y dieron aviso de inmediato a la Policía.

En el lugar se había montado así un amplio operativo de fuerzas de seguridad provinciales, locales y de la Prefectura Naval Argentina, pero la búsqueda tuvo que ser suspendida en la noche del sábado por la falta de luz. Esta mañana los rastrillajes fueron retomados y finalmente se conoció el triste desenlace.

Ahora y mientras se trabaja en intentar reconstruir en detalle qué fue lo que sucedió y como, los investigadores esperan los resultados de la operación de autopsia que se realizará sobre el cuerpo del adolescente para terminar de confirmar cuál fue la causa de su deceso y si efectivamente se ahogó tras caer al río.