Escenas de pánico y tensión se registraron ayer en 3 y 70 de Punta Lara luego de que la policía se enfrentara a un grupo violento que intentó evitar la detención de un sujeto de 18 años acusado de golpear salvajemente a su pareja, una adolescente de 16 años, quien se encuentra cursando el octavo mes de embarazo. Producto de la gresca, tres efectivos resultaron heridos