El presidente Alberto Fernández encabezó ayer en el Museo del Bicentenario, junto al jefe de Gabinete, Juan Manzur, y a la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, la firma de convenios con 33 municipios del Conurbano bonaerense destinados a un refuerzo alimentario para la población en situación de vulnerabilidad, mediante una inversión del Estado nacional que supera los 3 mil millones de pesos. También se firmaron convenios con 19 municipios para fortalecer, a través de una inversión de 740 millones de pesos, las Unidades de Gestión de trabajadoras y trabajadores de la economía popular que llevan adelante proyectos con impacto en su comunidad, a través de la incorporación de maquinarias, herramientas, insumos o capacitación. Al destacar la importancia de “garantizar en cada hogar argentino la comida imprescindible para sostenerse”, y como forma de contribución a la paz social, el Presidente aseguró que con los convenios “estamos dando un paso importante que es llevar tranquilidad a los sectores más vulnerables del área metropolitana”, para que “sigan teniendo los ingresos que necesitan”, una medida que “empezamos con la tarjeta Alimentar y con el bono para los sectores indigentes”. Los municipios que firmaron el convenio de refuerzo alimentario son Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Cañuelas, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Ituzaingó, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, José C. Paz, La Matanza, Luján, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Morón, Mercedes, Moreno, Navarro, Presidente Perón, Lomas de Zamora, Merlo, Pilar, Punta Indio, Quilmes, San Fernando, San Vicente y Tigre.